2. Antes de que empecemos

Imaginemos la siguiente situación:

2.1. Lo que necesitamos

Lo crea o no, modificar el tráfico entrante es una tarea sencilla y no tiene que leer toneladas de libros sobre enrutado o algoritmos de encolado.

Para hacer que funcione necesitamos al menos el proxy Squid; si queremos afinar en su configuración tendremos que familiarizarnos con ipchains o iptables y CBQ.

Para comprobar los resultados podemos usar IPTraf.

2.2. ¿Cómo funciona?

Squid es probablemente el servidor proxy HTTP más avanzado disponible para Linux. Puede ahorrarnos a ahorrar ancho de banda de dos maneras:

Con eso podemos decirle a Squid que descargue este tipo de archivos a una velocidad específica (en nuestro ejemplo, será a 5 kbytes/s). Si los usuarios de nuestra LAN descargan archivos al mismo tiempo lo harán a 5 kbytes/s entre todos, dejando así ancho de banda suficiente para las páginas web, el correo, las news, el irc, etc.

Evidentemente, Internet no se usa únicamente para descargar archivos a través de páginas web (http o ftp). Más adelante veremos cómo limitar el ancho de banda para Napster, Realaudio y otras posibilidades.